Mucho se habla de Transformación Digital.

Últimamente vemos foros, expertos y grandes ofertones de Transformación Digital, como un producto Plug&Play.

Pero, ¿Será que la Transformación Digital es un “producto Plug&Play”?.  Hablemos de esto…

La Transformación Digital corresponde a la reacción natural que deben tener las organizaciones respecto a la digitalización de la sociedad.

En otras palabras, la capacidad de las organizaciones para adaptarse a la volatilidad del mercado.

Dicha volatilidad está propiciada por la capacidad digital de los consumidores, su acceso ilimitado a información, entre otros.

La Importancia del Dato.

Hasta hace unos años atrás, el activo más importante de cada empresa estaba dado en términos de los productos o servicios que ofrecía, ya que las variables del mercado eran mucho menos que las actuales.

Bien sabemos que las empresas más exitosas del mundo siempre han sido las del área industrial, manufacturero, o de energía, así como algunas empresas del área financiera.

El mundo del petróleo y la energía ha sido los que por lejos, se ha llevado la ventaja del mercado.

De esta manera, vemos que los commodities han sido efectivamente los que han movido la economía a lo largo de las últimas décadas.

Esto, por supuesto, hasta la irrupción de la digitalización. 

La llegada de la Digitalización

Desde hace unos años vemos cómo han surgido una gran cantidad de alternativas en el mercado para todo lo que podamos imaginar.

Mediante el uso de la tecnología y su potente irrupción en el colectivo, acompañado de modelos de negocio absolutamente innovadores, empresas como Amazon, Netflix, Uber, Airbnb, entre otros ejemplos, han revolucionado la forma en que los consumidores acceden a bienes o servicios.

De esta forma, a escala mundial vemos cómo aquellas empresas que no tienen la capacidad de adaptar sus modelos de negocio, están destinadas al fracaso. 

Blockbuster naufragó en este viaje frente a Netflix, que apareció en el mercado apenas durante el año 2011.

Amazon, que mantiene en ascuas a los retails tradicionales como Macy’s, Walmart, o los locales Cencosud y Falabella.

Del mismo modo, Uber ha ganado un terreno impresionante en el mundo del transporte de pasajeros, sin tener ni flotas de taxis, ni apenas un sólo vehículo.

Airbnb, que compite fuertemente con la industria hotelera, sin tener ningún hotel.

A esto hace referencia la digitalización, la forma en la que los usuarios acceden a los bienes o servicios que están buscando ya no se condice con la forma en que las empresas están gestionando sus recursos para mantener a sus clientes cautivos. Significa cuestionar las bases sobre las que las empresas están trabajando.

Para esto, basta con notar la velocidad en la que se han masificado las diferentes tecnologías en el tiempo.

La Preponderancia de la Tecnología.

En la siguiente imagen se puede apreciar la velocidad en que una serie de tecnologías se han masificado hasta los 50 millones de usuarios.

IrrupcionDigital
IrrupcionDigital

Claro está que toda esta revolución viene soportada por un fuerte factor tecnológico, determinado principalmente por herramientas de consumo masivo.

Smartphones, Tablets, Portátiles, más miles de aplicaciones y redes sociales, dan acceso inmediato a la información.

Este estilo de vida genera consumidores más exigentes y empoderados.

Ahora, ¿Las empresas tradicionales están preparadas para responder a este ritmo?

Es importante notar entonces, que la capacidad de las empresas por aprovechar estos nuevos canales es vital.

La información y su correcto procesamiento es el nuevo activo para tomar ventaja competitiva en el mercado actual.

Es precisamente por este último punto, que no está demás recordar que toda la información que traficamos por la red, siempre queda registrada.

Datos, Datos y más Datos.

¿Recuerdan el caso de Facebook y Cambridge Analytica durante la última elección presidencial en Estados Unidos?.

Este caso deja al descubierto la gran cantidad de información que es utilizable, sólo por nuestro tráfico en la red.

Estos datos anexos a lo que cada uno de nosotros publica en internet, se denomina Metadata.

Así, se dice que los datos no duermen, y es efectivamente lo que muestra un reporte de domo.com (ver imagen siguiente).

El mismo estudio dice que para el 2020 cada uno de nosotros generará 1.7 MB de información por segundo.

Así, la cantidad de información almacenada llega a cifras que sorprende, por ejemplo:

  • 102 MB de información por minuto
  • 5.9 GB de información por hora
  • Llegando a casi 142 GB de información diario.

De esta forma, se puede entender que la ventaja competitiva la tendrá quien mejor domine la información que posee.

La empresa que mejor conozca y utilice los datos será aquella que tomará distancia de su competencia.

En la siguiente imagen se aprecia cómo en tan sólo dos años, la estructura de las empresas con mayor capitalización  bursátil del mundo ha cambiado de forma drástica. 

Hoy por hoy, se dice que los datos son el nuevo petróleo.

Transformación Digital

(Foto de Mauro Strione)

De esta forma, una estrategia digital exitosa, tiene relación con saber utilizar de la mejor forma posible ese nuevo activo.

Con esto nacen dos nuevos conceptos:

  • Uno llamado Data Driven Decisions (Que abordaremos en un nuevo post).
  • Otro que tiene que ver con la Evolución Organizacional requerida para enfrentar los nuevos desafíos Digitales. (Que también abordaremos en un nuevo post).

Transformarse Digitalmente

La Transformación Digital entonces, no tiene que ver eminentemente con lo digital, sino más bien con la forma en que las empresas son capaces de abordar los desafíos a los que se enfrentan para llegar a una masa de clientes cada vez más digitales.

Estos desafíos, son barreras que las empresas deben superar. Barreras que generalmente tienen una base más organizacional que tecnológica.

En términos tecnológicos, no es complejo implementar soluciones digitales.

Chatbots, Atención a clientes por Redes Sociales, Soluciones de Big Data, Inteligencia Artificial, IoT.

Todas estas son soluciones que las empresas pueden adoptar con relativa facilidad, ya que son parte del común denominador en el mercado.

Sin embargo, ¿Qué tan efectivas serán estas estrategias sin un cambio de procesos de negocio?.

¿De qué sirve la tecnología, si la gestión del negocio sigue siendo análoga?

¿Qué ventaja competitiva puedo generar si toda la industria del sector corre la misma carrera tecnológica?

Estas preguntas se responden en la medida en que las empresas son capaces de Transformarse Orgánicamente.

Transformar no sólo sus herramientas tecnológicas, sino también sus verticales más importantes, tales como:

  • Estrategia Digital: Sin una estrategia de negocios alineada con las nuevas demandas digitales, la tecnología queda vacía, y no se transforma en una ventaja competitiva.
  • Gerencias Digitales: Los cargos directivos se deben desafiar a sí mismos, empoderar a sus colaboradores, potenciar nuevos estilos de Liderazgo.
  • Gestión de Talento: El Talento Humano es primordial. Una persona subvalorada es un desperdicio terrible. Hacer convivir a diferentes generaciones en el trabajo es el nuevo desafío.
  • Comunicación: La comunicación del estilo Top-Down está obsoleta, se debe pensar en ecosistemas.
  • Cultura Organizacional: Todos los cambios anteriores se traducen en nuevos modelos culturales en la empresa.
  • Tecnología: La tecnología finalmente es el habilitador que nos permitirá facilitar los puntos anteriores.

No es correcto ver la Transformación Digital como un proceso puramente tecnológico.

Resumiendo la Transformación Digital

Los nuevos desafíos digitales son el aliciente principal para disparar en las empresas una necesidad por transformarse digitalmente.

Sin embargo esta transformación si bien es muy ligada a los cambios tecnológicos que hay en el mundo moderno, tiene que ver principalmente con la forma en que las organizaciones se enfrentan a él.

Esto entonces las lleva hacia un modelo de trabajo que sí o sí desafía la cultura y el status quo en el que viven muchas empresas.

La Velocidad de las decisiones, lo vertiginoso del mundo digital está obligando a que las empresas también deban tomar decisiones de negocio y afrontar modelos de gestión a gran velocidad.

Nosotros como Hackers Culturales, nos dedicamos precisamente a apoyar a las empresas en la búsqueda del mejor modelo de trabajo.

Desarrollamos procesos de cambio que permiten afrontar los nuevos desafíos digitales de forma exitosa.

Propiciamos en las empresas ambientes de innovación y experimentación que permiten generar procesos de cambio duraderos.

Enseñamos a las organizaciones como evolucionar de forma constante, como desafiarse, como romper los esquemas y mantenerse siempre a la vanguardia.

Hablemos!! Comencemos juntos tu viaje de Transformación Digital.

Visítanos aquí…

Nos vemos en el siguiente post.